Social Icons

viernes, 13 de mayo de 2016

El vino, una generosa tradición en Coahuila - Tras la conquista armada, los españoles sembraron nuevas plantas en la región del norte. Al darse cuenta de que los suelos eran beneficiosos para la vid, nació la importante cultura vitivinícola de México.

El vino, una generosa tradición en Coahuila


  • vinos_coahuila / Sectur Coahuila
    Foto: Sectur Coahuila
    ¡En esta tierra nació el primer vino de América en el siglo XVI!


Por: México desconocido

Tras la conquista armada, los españoles sembraron nuevas plantas en la región del norte. 


Al darse cuenta de que los suelos eran beneficiosos para la vid, nació la importante cultura vitivinícola de México.


En Coahuila se observan a cada paso las huellas de la tradición y de la generosidad de sus tierras, generosidad que incluso quedó plasmada en el escudo de armas de la entidad. De Coahuila, por ejemplo, son algunas de las bebidas que han dado fama mundial a México, como las que se derivan de la vid.

Los viñedos de hoy fueron plantados hace ya algunos siglos para formar parte de la región vitivinícola mexicana, perteneciente a la famosa franja de California. Tras descubrir la existencia de cepas silvestres, los primeros conquistadores procedieron a hacer injertos y a sembrar plantas nuevas. 

Sin embargo, en 1612, con la finalidad de proteger la economía metropolitana, la corona española prohibió la siembra de la vid -lo mismo que la cría de gusanos de seda, la producción de lienzos finos y el tráfico de muchos otros productos-, y más tarde también la importación de vinos del Perú y de Chile. 

Pero antes de la prohibición, Francisco de Urdiñola ya había formado su primera bodega vinícola en la hacienda de Santa María de las Parras.

La presencia de la vid y sus derivados en los municipios de Parras de la Fuente y Cuatro Ciénegas de Carranza es sinónimo de calidad y distinción. La fama de los viñedos de Parras data del siglo XVI, cuando sacerdotes y conquistadores, maravillados por las abundantes aguas de manantial y por las viñas nativas del Valle de Parras, decidieron establecer la misión de Santa María, donde nació el primer vino americano, producido con uvas cosechadas de parras silvestres mexicanas.

Con el fin de elaborar vino y brandy, don Lorenzo García tomó posesión de las tierras cedidas por el rey de España y las convirtió en 1597 en la vitivinícola de la Hacienda San Lorenzo

En ese tiempo se hicieron muy populares los cocteles llamados “mistelas”, cuyos ingredientes provenían de los aguardientes puros de uva. 

Cheap Flights! Save Up To 70% + $15 Off.Las condiciones del suelo y el clima propio de una altura de 1,500 metros sobre el nivel del mar eran ideales -y siguen siéndolo- para producir diferentes tipos de finas uvas. 

El óptimo florecimiento y la proliferación de los cultivos, sumados al cuidadoso proceso de elaboración, alimentaron la notable calidad de los vinos.

Posteriormente, a finales del siglo XIX don Evaristo Madero compró la bodega de San Lorenzo, dando origen oficialmente a la prestigiada Casa Madero, primera productora de vino y brandy del país, y una de las más importantes y más antiguas de América Latina. 

Don Evaristo contrató los servicios de vitivinicultores de Italia y España y de enólogos de Francia, y compró nuevas variedades de viñas para el Valle de Parras, así como equipo moderno -prensas de uva, ollas de reposo, alambiques y maquinaria para el embotellado-. Con ello, la vinícola progresó considerablemente, y hasta la fecha ofrece excelentes productos.

En 1860, a 418 kilómetros de Parras, en la bella ciudad de Cuatrociénegas, don Miguel Ferriño, originario de Italia, fundó la casa y las bodegas bautizadas con su apellido. 

Inspirado por el vino de su patria “Lacrima Cristi”, crea el célebre vino tinto “Sangre de Cristo”, delicioso vino de mesa utilizado también en algunos lugares de la región para elaborar la tradicional sangría granadina.


www.mexicodesconocido.com.mx/vinos-coahuila.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Automotix
 
Blogger Templates